¿Para qué vas a necesitar un copywriter?
Quien más y quien menos, ya sabe escribir, ¿no?
Estás dispuestos a pagar por el diseñador web, por un especialista en SEO, un diseñador gráfico…
Pero, por el copywriter, no. Te lo ahorras.
¡Error!
Descubre por qué en este, y en todos los universos, necesitas un copywriter que escriba textos inteligentes para tu web.

 


 

Era un frío atardecer de invierno de 1954.

Hugh Everett III y sus amigos se encontraban en un bar de la prestigiosa Universidad estadounidense de Princeton, en Nueva Jersey.

Llevaban unas cuantas copas de más y la conversación empezó a desvariar un poco.

De la física cuántica pasaban a la nuclear, de la nuclear a la gravitación y de la gravitación…

A los multiversos.

¿Los multiversos?

¡Venga, Hugh! le dijeron sus compañeros… ¡que has bebido demasiado! ¡Llamamos un taxi y que te lleve a casa!

¡No, en serio! ¡Parad a pensarlo un momento!

¡No digas tonterías!

Pero, la sobriedad que llegó con el nuevo día no le quitó la idea de los multiversos de la cabeza.

Como si una luz se hubiese encendido en su mente, de repente, Hugh lo veía clarísimo: los efectos cuánticos hacen que el universo se separe constantemente en universos paralelos.

Tanto se obsesionó Hugh con su idea que la desarrolló tanto como pudo en su tesis doctoral.

EverettMag nos explica la Teoría de “los Muchos Mundos” de Hugh que surgió de su tesis de esta manera:

“Cada vez que tiene lugar un evento cuántico, el universo se divide en dos universos paralelos. En uno de ellos el evento cuántico tiene lugar. En el otro ocurre lo opuesto. Si todos nuestros átomos y todas las partículas subatómicas de nuestro cuerpo se comportasen como una sola, en el momento en que decidimos, por ejemplo, emprender un viaje, el universo se desdobla en dos universos casi idénticos con la excepción de que, en uno, el que nosotros percibimos, emprenderíamos dicho viaje, mientras que en el otro, que ya no percibimos por haberse desdoblado, nos quedaríamos en casa.”

Si tiene lógica o no, no podemos decírtelo porque no entendemos lo suficiente de física cuántica, pero que es una pasada, ¡eso seguro!

Opinión que parece ser no compartían los coetáneos de Everett, especialmente Niels Bohr, uno de los padres de la mecánica cuántica.

Para él, la teoría de los Muchos Mundos creada por este chaval de 22 años era ridícula.

La idea de que cada decisión que tomamos genera universos distintos y que hay uno para todos los posibles resultados no tenía ni pies ni cabeza para los científicos de los años cincuenta.

Everett, decepcionado, tuvo que publicar una versión diluida de su idea y acabó por abandonar la física.

Tristemente murió a los 51 años sin poder ver el interés y el respeto que la ciencia de hoy le otorga a su propuesta.

¡Y la pasión que la teoría de los Muchos Mundos genera entre fans de la ciencia ficción como el equipo de Coco Station!

(Y si hubiese visto cómo se aplicó su teoría en la fascinante serie televisiva Fringe, ¡hubiese flipado!).

 

 

Fringe
Imagen de: https://www.taringa.net/Starbuck125/mi/ZKwQm

 

Sí, y por eso te has tenido que tragar la historia de Everett en un blog de marketing y copywriting para negocios (de escape rooms).

Por eso, y porque su teoría es el núcleo de nuestro libro de escape interactivo, El Portal de Everett:

 

El universo en el que no necesitas un copywriter

Imagina por un momento que su propuesta fuese correcta.

Venga, ¿por qué no?

Si fuese cierta, en este mundo, opinas que no necesitas un copywriter.

Que te lo puedes ahorrar.

Sí, estás dispuestos a pagar por el diseñador web, por un especialista en SEO, un diseñador gráfico…

Pero, por el copywriter, no.

Al fin y al cabo, quien más y quien menos, ya sabe escribir, ¿no?

Ya me escribo yo la web y el blog y me ahorro cuatro euros.

Como tampoco necesitas un traductor (algo que sé por experiencia porque hace más de 20 años que soy traductora al inglés en este mismo universo :)).

“Mi hijo está estudiando inglés en el cole, y ¡me saca unas notas buenísimas!, ya me traducirá él el email para el cliente”, sin tener en cuenta los muchísimos aspectos interpersonales e interculturales y los miles de sutilezas del lenguaje que el traductor que lleva tantos años trabajando con esos dos idiomas conoce, y de los que, el jovencito en la escuela, no tiene ni idea.»

Y luego pasa lo que pasa.

Lo mismo ocurre con el trabajo de un chef.

Todo el mundo sabe cocinar. Y es totalmente cierto, hay grandes cocineros caseros.

Pero ponlos en el ambiente extremadamente estresante de una cocina comercial, y salen por patas a la primera media hora.

Copywriters, redactores de contenido digital, traductores, chefs: en este universo todo el mundo cree poder prescindir de ellos.

Pero si indagas un poco más, verás que las cosas no son tan fáciles como parecen.

No se trata de escribir textos. Se trata de persuadir con textos.

Pero eso ya lo sabes.

Sabes que, escribir copy no es cuestión de saber elegir cuatro palabras rimbonbantes que demuestran lo listos que somos y los muchos títulos que tenemos, y colocar alguna floritura aquí y allá.

En absoluto.

Sabes que no hay tiempo para eso.

Que tu meta es conquistar al lector, mimarle para convertirle en un cliente potencial y entablar una conversación que le incite a tomar el tipo de acción que tú quieres que tome.

Lo tienes claro.

Aun y así estás convencido de que no necesitas un copywriter.

Porque, de pequeño ganabas competiciones de redacción en el cole, y se te da bien el escribir.

Pero, lo que no sabes en este universo es que, escribir copy no tiene nada que ver con eso.

Escribir copy es persuadir.

¡Cuidado!

Que esto no quiere decir que el copywriting no pueda estar bien redactado y tener su ritmo y su belleza.

Porque, como dicen los genios de Men with Pens:

El buen copywriting es como una ventana en una tienda de juguetes: limpia, pulida e invisible, ofreciendo una visión clara de las maravillas que  se encierran  dentro.

Y cuando se escribe sin tener claro que el verdadero objetivo de ese texto es transmitir un significado claro, conectar con las necesidades del lector, influir y persuadir, y nos centramos en el exterior de las palabras solo… lo que se crea es… un texto que no es ni una cosa ni otra.

Un texto que no cumple su propósito.

Porque incluso el copywriting bellísimamente escrito puede no funcionar cuando se presta demasiada atención a cómo se dice algo e ignora el significado y el objetivo de lo que se está diciendo.

Y eso es algo que el BUEN copywriter tiene muy claro.

¡Atención!

Te hablo del BUEN copywriter.

No te hablo del BUEN periodista, ni del BUEN escritor de novelas.

El periodista y el escritor de novelas tocan formatos, estilos, métodos y objetivos totalmente distintos a los formatos, estilos, métodos y objetivos que tocamos los copywriters.

El periodista y el escritor no venden: informan y entretienen.

 

Por eso, no es que necesites un copywriter. Es que, necesitas un copywriter súper mega profesional.

Porque tú, lo que quieres es diferenciarte y vender.

 

 

 

El universo en el que sabes que sí que necesitas un copywriter

 

Pero ahora imagina que llevas todo el día posponiendo la redacción de la web de tu negocio (sea de escape room o no).

Estás nervios@ porque sabes que el copy es importante.

Refleja la personalidad de tu negocio.

Y es un arma muy poderosa para atraer y fidelizar a tu cliente.

¡No veas, menuda presión!

Empiezas a darle a la tecla y las palabras no salen.

Lo poco que escribes son clichés aburridos que has visto mil veces en otras webs.

Sigues intentándolo.

Pero no hay manera.

Los dos párrafos que has escrito te parecen de lo más aburrido.

Además, no fluyen.

¿Cómo vas a atraer a nadie así?

¿Cómo vas a reflejar lo maravilloso que es tu proyecto con esas palabras tan poco sugerentes?

¿Cómo vas a hacer justicia así a los mundos maravillosos que has escrito?

Y justo, en ese momento tomas la decisión.

Necesito un copywriter profesional para mi negocio (de escape room).

Y justo en ese momento, se desdobla el universo.

 

Y de un empresario con poquísimas posibilidades de cautivar la imaginación de tus clientes, pasas a ser un empresario que sabe delegar los aspectos más importantes de su negocio en manos de profesionales que le van a diferenciar del resto y generarle un flujo constante de clientes potenciales hacia su web.

Ese es el universo en el que quieres vivir.

Porque en ese universo, las posibilidades de triunfar se multiplican exponencialmente.

La pregunta que te haces en ese universo antes de sentarte frente a Google es la siguiente:

 

¿Cómo distingo al Copywriter de lujo del Copywriter mediocre?

 

 

01 Experiencia

Fundamental. El arte de persuadir en la pantalla digital para audiencias tan variadas no se aprende del día a la mañana.

Asegúrate que encuentras un copywriter que lleve años dedicado al mundo de la redacción persuasiva.

Y repito: que lleve años dedicado al mundo de la redacción persuasiva, no al mundo del periodismo o de la literatura, porque como he explicado, son ámbitos de la redacción totalmente distintos.

Ten en cuenta además que, como en todas las profesiones, los copywriters se están especializando cada vez más.

El equipo de copywriters en Coco Station se especializa en contar historias maravillosas.

Historias que fascinen a los usuarios de Internet que cada vez están más cansado de leer siempre lo mismo.

¡Ofréceles algo distinto siempre y serán tus mejores embajadores!

 

02 Calidad en el trabajo

Analiza su portafolio. No olvides que hoy en día, muchos dicen ser lo que, en realidad, no son. Así es que, pídeles muestras de sus trabajos previos, y asegúrate de que:

– Estén escritos con la audiencia en mente,

– Que sean claros y lógicos,

– Que sean persuasivos e inciten a la acción,

– Que le hablen directamente al cliente, empatizando con sus necesidades y puntos de dolor,

– Que no haya errores ortogramaticales,

– Que tengan una estructura lógica que guie al cliente hacia la acción,

– Que no sean un ejercicio de vanidad,

– Que no estén repletos de tecnicismos, etc.

 

03 Conocimiento de principios SEO

Escribir textos que atraigan tanto al ser humano como a Google es un verdadero reto para la mayoría. Sin embargo, como te comentaba ya en el artículo ¿Cómo escribir textos online que seduzcan a las personas y a Google?, es muy importante saber redactar textos que atraigan a los crawlers de Google sin aburrir o chirriar al lector humano.

 

04 Capacidad de escucha

El copywriter que quiere imponer su punto de vista y su estilo sin escuchar tus necesidades ni hacer un esfuerzo verdadero por comprender los problemas reales de tu cliente, ese copywriter no te conviene.

En el juego de la redacción digital, el único protagonista es el cliente.

Y tú, en teoría, eres la persona que mejor lo/la conoce. Por eso, necesitas un copywriter con una gran capacidad para escuchar y empatizar con tus clientes, sean quienes sean.

 

05 Humildad

Efectivamente. Todo el mundo se quiere subir a la ola del marketing digital.

El problema es que muchos pronto se convierten en “divas” y se olvidan de que lo que cuenta, es el cliente y el resultado.

Copywriter de este tipo sólo escriben para sumarse puntos, no para conseguir tus objetivos.

 

06 Mundología y creatividad

El buen copywriter tiene que tener una capacidad creativa muy evolucionada, que, evidentemente es innata, pero también se va desarrollando con el paso del tiempo y las experiencias.

Imagina.

El copywriter tiene que enfrentarse a textos de una variedad increíble: desde una nueva impresora de tres dimensiones, hasta las atracciones turísticas en Ámsterdam, o los beneficios que el ácido hialurónico tiene contra los efectos del paso del tiempo.

Y todo ello, en formatos muy diferentes.

Porque un cliente quiere una campaña de email marketing, otro una página de ventas, otro el guion para un video publicitario que va a colgar en YouTube, otro un eBook, y el otro fichas de productos.

Pero, ¿cómo puede ser que tenga la capacidad de escribir tanto sobre cosméticos como sobre instrumental para la minería?

El buen copywriter, lo que hace es sumergirse por completo en el tema sobre el que le toca escribir, informarse, resumir, aclarar sus ideas, conocer a la audiencia, entender los objetivos del proyecto, y escribir.

Incluso a veces, no solo te dará una sino dos o tres versiones del mismo texto.

Y el día siguiente, otro día será.

Y toda esa información que ayer digirió para escribir tu texto, habrá desvanecido de su prolífica mente. Y si le preguntas que te cuente qué quiere decir que “la entropía de un sistema aislado que no está en equilibrio tiende a aumentar con el tiempo, acercándose a un valor máximo al llegar al equilibrio”, la única respuesta que recibirás será un “¿eeeeh?”.

Y eso es porque el copywriter es un camaleón con la capacidad de escribir sobre un tema un día, recalibrar, y volver a convertirse en experto sobre otro al día siguiente.

Y de repetir ese proceso tantas veces como sea necesaria.

Porque lo que cuenta, es el cómo, no el qué.

Y porque está preparado y lleva tiempo haciéndolo.

Ese es el o la copywriter que necesitas.

 

¿Dónde encuentras copywriters de este talante y talento :)?

 

Por aquí, en el Planeta Coco, tenemos unos cuantos, siempre dispuestos y encantados de echarte una mano, no importa de qué dimensión se trate.

En todas nuestras dimensiones,
tú siempre eres el protagonista.

¿Preparado para ser teletransportado?

¡Vamos!