Qué saca tu cliente de la experiencia en tu restaurante/hotel

El cliente de tu restaurante/hotel/empresa de turismo es egocéntrico.

Descubre en Coco Station qué debes hacer para captar la atención (y enamorar) a este ser tan ¡Me Me Me!

 


 

¿Sabes quién es Tony Stark?

Efectivamente, el hombre de acero. Ironman.

Muchos dicen que Tony Stark es un ser egoísta.

Que lo único que tiene en mente es conseguir fama y prosperidad.

Que es engreído, irresponsable y que pasa de todo el que no pertenezca a su círculo social.

En la boca de Tony Stark solo hay una pregunta:

“What’s in it for me?” o  ¿Qué #$@&%*! saco yo de esto?

Un hombre cínico a quien solo le importa una persona en este mundo: Tony Stark.

Esa mentalidad Stark es la misma mentalidad con la que tu cliente llega a la web de tu restaurante/hotel/empresa de turismo y lifestyle.

 

Pero ¿en serio el cliente de un negocio es tan egocéntrico?

Sí, el cliente es egocéntrico.

 

 

¿No lo eres tú al comprar un recambio de maquinillas de afeitar en Internet?

 

¿Te interesa saber los muchos logros de la marca Gilette, por ejemplo?

¿Te interesa saber si ese proveedor de bolsas de regalo ha conseguido dominar el mercado en menos de un año, volviendo locos a los competidores, o te interesa saber si puedes imprimir tu logo en esas bolsas sin mínimos, sobre cualquier material, a buen precio y sin complicaciones?

Tal vez, la palabra egocentrismo no sea la adecuada.

Se trata, más bien, de una combinación de factores.

Entre ellos destaca el nivel de saturación de información al que hemos llegado hoy.

Porque este hace que ese cliente potencial, que ya viene predispuesto a resolver un problema que para él/ella es muy importante, y no tiene tiempo que perder, no esté por tonterías y quiera saber en cuestión de segundos, que va a sacar de esa empresa.

 

Por eso, tu primer paso, tras definir el “What’s in it for me” es este:

Tienes que analizar si tu mensaje publicitario actual expresa correctamente el valor y los beneficios de tu producto o servicio para el cliente.

Por ejemplo, si vendes delantales con la marca de tu restauante tienes que dejar muy claro que tus clientes:

Ø  Van a conseguir un delantal que deslumbra al personal por un precio muy razonable,

Ø  Pueden personalizarlo con su logo y que tu equipo se lo pone muy fácil y les ayuda en todo momento,

Ø  Van a comprar un delantal súper cómodo que les evitará los problemas típicos (y tan agobiantes) de cuando llevan la ropa tan ajustada,

Ø  Un delantal que además tiene un estilazo tremendo y que va a hacer girar las cabezas y quedar grabado en la mente de sus clientes…

 

Ahí está el “What’s in it for me” de las camisetas.

Y recuerda, «The proof of the pudding is in the eating», que dicen los británicos.

Que traducido a nuestra lengua viene a querer decir que hasta que no se pruebe el postre, no sabremos si es tan bueno como aparenta.

Es decir, por mucha nata, cerezas en almíbar o chocolate deshecho de primera calidad que utilicemos para decorar nuestro postre, si el consumidor lo prueba y el pastel tiene un gusto atroz (si en vez de echarle azúcar le has echado sal, como me ha pasado a mí más de una vez), la decoración no nos va a redimir.

Estamos sentenciados.

En nuestro caso, al escribir textos digitales, el decir algo como:

“Venga a nuestro restaurante porque sin lugar a dudas, somos su mejor opción en Tordesillas”

normalmente, ya es una sentencia que nos encierra en el calabozo más profundo del universo virtual.

Tus clientes son muy perspicaces.

El usuario de hoy en día es muy perspicaz.

Hoy, sin una prueba de que eres el mejor, no vas a ningún sitio.

Y aun así te va a costar convencerles, porque los superlativos, de por sí, son subjetivos y muy difíciles de demostrar.

La prueba es lo que importa.

Los detalles.

Si realmente has conseguido introducir un producto al mercado que es superior a la mayoría, demuéstralo.

Incluye testimonios de clientes satisfechos.

Incluye datos.

Y, si no puedes demostrarlo, no pasa nada.

Simplemente, evita frases superlativas, exageradas y no demostrables, y céntrate en recalcar las características y los beneficios de tus productos y servicios.

Tu misión es clarificar e informar con tus palabras, no exagerar ni confundir.

Tu misión es demostrar los beneficios para él o ella clara y rápidamente.

¿Necesitas ayuda?

¿Y, para qué estamos los copywriters de Coco Station?

Nos especializamos en comunicación digital para la hosteleria, los hoteles y el sector turismo/lifestyle.

Y sabemos cómo captar la atención de los Tony Starks en tu vida 🙂

¡Escríbenos!