Evita la casi reserva en la web de tu restaurante/hotel

Es que se le ve en la cara…

Le tienes ensimismadísimo…

Le fascinan las imágenes de tus platos, habitaciones o tours turísticos……

Le tienes enamorado…

Incluso va asintiendo a golpes de cabeza, como diciendo, ¡qué bien me conoces! ¡No podías haber identificado mejor lo que busco!!Sí! ¡Creo que esto es justo lo que necesito!

Pero, de repente, cuando creías que el dedo se dirigía al botón de reserva, algo pasa, y cambia de dirección para posarse sobre el ratón y pasar a otra pestaña.

¿Qué ha pasado?

Te lo contamos a continuación.

 


 

Cuando ya veías tu servicio o producto en su carro de la compra, cambia de opinión, y sin siquiera un simple adiós, te abandona.

Y tú y tu web, habéis quedado relegados a una pestaña más, como tantas otras en las que tenía intención de comprar/reservar, pero no lo hizo.

¿¡Por qué!?

 

¡Con lo bien que iba todo!

¿Cómo puedes abandonarme a última hora?

¡Pero, si nos estábamos entendiendo la mar de bien!

¡Con todo ese tiempo que llevábamos comunicándonos por email, y en las redes…!

¡Y te vas, sin más!

Y tú, sigues mortificándote, preguntado ¿qué habré hecho mal?

No te fustigues por esa “casi” reserva.

Porque puede que, en este caso, no sea culpa tuya.

Puede que el culpable de la huida fugaz de tu cliente sea ese “troll” aterrador que se mete en la mente del cliente a última hora y le susurra palabras espeluznantes que le hacen salir por piernas de tu web.

¿Le conoces?

Se le conoce en internet como “Timor”, latinajo que nosotros traducimos, ni más ni menos, como Miedo.

 

De repente, aparece en tu web (tan bien puestecita, tanto que te había costado diseñarla y redactarla) y empieza a instigar el Miedo en tu cliente.

Miedo a perder el dinero…

¿Vas a invertir todo ese dinero que tanto te cuesta ganar en una sola cena?, le dice…

Miedo a que se rían de ellos…

Te van a decir que estás fatal, que solo los ilusos pagan un precio tan alto por una habitación de hotel sin televisor, insiste el muy desagradable…

Miedo a parecer “tonto”…

¿Te vas a fiar de estos tours? Seguro que son una estafa…

Sí, ese monstruo grosero de aliento poco agradable, lo que hace, es instigar Miedo en tus clientes.

Y, los pobres, no hacen más que reaccionar instintivamente y desaparecer de tu web.

 

Pero, entonces, ¿cómo domas a tal bestia?

 

Domar, lo que es domar, no vas a poder domarlo. El miedo siempre va a aparecerle a tu cliente.

El miedo siempre le va a susurrar lo ridículo que se va a sentir al comprar un producto como el tuyo, al confiar en alguien como tú, al caer en la trampa de la venta digital…

Pero, lo que sí puedes hacer es bloquearle la entrada a tu dominio.

¡Crea una zona libre de trolls en tu web!

¡Que no pase ni uno!

 

Anula su poder con el Copywriting

 

Confianza. Es todo cuestión de confianza.

Cada detalle es importante, desde el alojamiento de tu web en tu propio dominio, hasta la publicación coherente y frecuente de contenido.

Todo cuenta a la hora de crear confianza en el cliente y anular la influencia del dichoso troll.

Si les das cualquier razón, por mínima que sea para desconfiar de ti, temerá y desconfiará de ti.

 

Y, ¿cómo generas confianza en tu cliente y evitas que sea influenciado por el troll?

 

Con dos ingredientes fundamentales del Copywriting:

01 Anticipa y resuelve objeciones 

Si crees que algún aspecto de tu producto o servicio podría plantearle alguna duda u objeción a tu cliente potencial, abórdala.

No permitas que el troll multiplique sus dudas y le instigue miedo.

La venta digital no te permite estar frente a tu cliente en la mayor parte de los casos, por eso tienes que anticiparte e intuir cuál podría ser el aspecto de tu producto o servicio que le haga dudar. Y cuando el bicho verde empiece a susurrarle, sus argumentos no tendrán ninguna base y desaparecerán en el olvido.

Al redactar tu página web, o la página de ventas de tu producto o servicio, intenta anticipar y resolver cualquier objeción que le pueda pasar por la cabeza a tu cliente potencial.

Empieza creando una lista de todas sus posibles dudas y objeciones y, a continuación, añade información a tus textos que las elimine o las alivie, como lo han hecho en los casos anteriores.

Tu lista puede incluir elementos como:

  • No entiendes mi problema: rebátelo explicando los problemas que tu producto o servicio puede resolver.
  • ¿Por qué debería creerte? Destaca tus credenciales, experiencia, premios, menciones, etc.
  • ¿Qué pasa si no funciona para mí? Resalta testimonios de clientes que se han beneficiado de tu producto.
  • Es demasiado caro, hay alternativas mucho más baratas. Rebátelo explicando cómo has llegado hasta ese precio, compáralo con productos paralelos de tus competidores, y demuestra el valor que tu producto le ofrece,

Si consigues rebatir todas sus objeciones, ¡no habrá troll que pase!

 

02 Testimonios y Garantías

Los testimonios de otros clientes te ayudan a extinguir cualquier objeción que pueda tener tu cliente potencial, pero las evaluaciones también te proporcionan credibilidad y aumentan la lealtad de tus clientes existentes al hacerles sentirse que forman parte de tu marca que valora sus opiniones y evaluaciones.

El copywriting te ayuda a crear una conversación con tu cliente, un dialogo interactivo, a contar una historia.

Y los testimonios forman una parte muy importante de esa historia.

Porque, aunque tu negocio hoy esté altamente digitalizado, el proceso de toma de decisiones de tu cliente, es el de toda la vida.

Hace años, le preguntábamos a una amiga dónde comprar turrones de calidad.

Hoy, leemos las evaluaciones en Internet, o se lo preguntamos a nuestra comunidad en las redes sociales.

También puedes afianzar su confianza en ti ofreciéndole una garantía al comprar tu producto o servicio.

 

¿Quieres ganarle la lucha a los trolls que merodean por tu web?

¡Ponte en contacto!

¡Al equipo de copywriters en Coco Station no hay troll que se nos resista!