ATENCIÓN: ¡SPOILER ALERTS!

Lo nuestro es una obsesión seria.

Cuando por fin, tras haber superado esos 10 meses sin ver Juego de Tronos (¡el favor que nos harían los escritores si tuviesen la capacidad de acelerar el proceso…!) nos reunimos los lunes para ver el nuevo episodio, a todos, grandes y mayores, duros y pasotas… a todos, nos saltan las lágrimas de la emoción.

Exagero.

No, pero nos apasiona una obra de arte bien hecha.

Y por eso, decidimos poner nuestro calendario de contenido en modo pausa, encender la estufa porque “llega el invierno” (Winter is coming!!) en Australia, coger nuestra pluma (not!) y ponernos a escribir sobre una de las mejores series de la historia de la TV.

 


 

¿Qué lecciones de copywriting podemos aprender de Jon Snow, Sansa, de la Madre de Dragones y de todos sus compatriotas?

 

01 “No sabes nada, Jon Snow” (Ygritte)

 

 

Muchos olvidan que, lo que reina hoy en el mundo digital, mañana podría ser fácilmente sometido a una “caminata de la vergüenza” como la que tuvo que aguantar estoicamente la pobre Cersei.

Eso, si tenemos suerte.

Nada es duradero y todo es mejorable.

Por eso, todos tenemos que partir de la base que, lo que sabemos hoy sobre copywriting, contenido digital, comercio digital, redes sociales, etc puede pasar a ser totalmente irrelevante en un plis plas.

Todas esas fórmulas, plantillas, ingredientes infalibles por los que juramos hoy, mañana pueden quemarse en la hoguera, y nosotros con ellas.

Así que, humildad, Jon Snows del reino virtual.

Mucha humildad.

 

02 Cuando juegas al Juego de Tronos, o ganas o mueres (Cersei Lannister)

 

 

Cuando participas en el juego del marketing digital y el ecommerce, la competencia puede ser tan opresora como el cruel reinado de los Lannisters.

Hoy eres el monarca indisputado en Google, mañana cometes un error y tu cabeza rueda sin piedad por las calles ensangrentadas del King’s Landing digital.

Por eso, necesitas un grupo de valientes que te protejan a vida o muerte en este entorno tan volátil y tan competitivo.

¿Quiénes son estos jinetes osados que cruzarían mares y montañas por ti?

El SEO, el Copywriting, el diseño web, y tu identidad visual.

Trátales bien, asegúrate de que mantengan su harmonía, y de que luchen unidos por ti para hacerte ganar la primera posición en Google, para hacer que tus esfuerzos se conviertan en ventas, y para proteger tu reputación en todos los dominios de Internet.

Tu vida depende de ello.

 

03 “Hodor”

 

 

Todos tenemos una misión. La nuestra es ayudarte a vender más con textos persuasivos, informativos y seductores.

La tuya es conseguir que tus clientes lleguen a la primera posición de Google, y por lo tanto, vendan más.

O que tus clientes aprendan a gestionar mejor su restaurante a través de tus cursos.

O que todas las salas de tu negocio de escape rooms estén siempre llenas.

Y que, tus clientes esperen tu nueva sala con tanta antelación como nosotros esperamos la próxima entrega de Juego de Tronos.

Hay tantas misiones como personas o empresas.

La de Hodor, descubrimos que era aguantar la puerta para que su buen amigo Brand pudiera huir.

La diferencia entre nosotros y el buen Hodor, es que nosotros tenemos muy clara nuestra misión y nuestra propuesta única de ventas.

El pobre gigante, no.

Él pasó por la vida articulando una única palabra sin saber que, en realidad, esa palabra resumía la esencia de su existencia en este cruel planeta.

Aguantar la puerta.

Hold the door.

Afortunadamente, nosotros no tenemos que aguantar ninguna puerta, pero sí que tenemos que hacer todo lo que esté en nuestras manos por atenernos a nuestros objetivos, y transmitirlos en nuestras comunicaciones, digitales o no.

Intenta sacar a relucir esa misión tuya en el mundo de los negocios, ese elemento diferenciador que hace que tus clientes potenciales se inclinen hacia tu propuesta, y no hacia la de tu competencia (que escojan tu sala y no las muchas otras escape rooms en tu ciudad), y verás como obtienes ese flujo de clientes (ideales) que tanto anhelas en tu negocio.

(Gracias, buen Hodor por tus lecciones de copywriting y, por todo el sacrificio que has hecho durante toda tu vida televisiva).

 

04 “La información es la clave”, Lord Varys a Tyrion Lannister

 

 

“La información es la clave. Tienes que conocer las estrategias y fuerzas de tu enemigo. Tienes que saber cuáles de tus amigos no son tus amigos”.

¡Cuánta razón tiene el sabio eunuco!

¡Hay que estar siempre vigilante!

Por un lado, tenemos que tener a nuestro “enemigo” digital estudiado, y analizado, y andar siempre con un paso por delante de él o ella.

Pero, por otro, no olvides que mantenerte informado acerca de tus clientes es tan importante o incluso más, que tener a tu enemigo bajo control en todo momento.

A nosotros no nos cabe duda de que una de las bases del texto persuasivo es, ni más ni menos, saber conectar con nuestros clientes/clientes potenciales.

Si le pones un número siete o no a tu titular, puede que te ayude, pero si no tienes claro qué es lo que busca el cliente:

  • Qué necesita.
  • Sus temores.
  • Sus expectativas.
  • Sus motivaciones.
  • Sus costumbres.
  • Su sentido del humor.
  • El tono de voz en el que suele hablar, etc.

Te va a ser difícil establecer una conexión emotiva con esa persona tan importante para ti.

Es como si el maravilloso Tordmund, el gran líder de los Widlings, consiguiese una cita con Lady Brienne pero la desaprovechase pasándose todo el rato hablando de él y de sus hazañas, sin prestar la más mínima atención a esa persona tan especial que tiene delante.

Imagínate la reacción de la gran luchadora medieval.

En inglés: “A disaster waiting to happen”.

En castellano: “¡Pero, cómo se puede ser tan obtuso, Tormund!”

La lección de copywriting que deducimos del floreciente romance entre estos dos gigantes del Juego de Tronos es esta:

 

“El objetivo de cualquier redactor@ digital, copywriter, empresari@, propietario de escape rooms con ganas de escribir textos digitales que persuadan al cliente, debería ser el conseguir que los lectores lean sus artículos, no sólo por haber despertado su curiosidad con palabras inesperadas como “poder oculto”, “hipnotizar”, “sexy”, o por haber puesto el número siete al principio del titular…

 

Sino porque le resuelve un problema al lector…

Y se identifica con el tono de voz utilizado en el texto.

Nuestro objetivo primordial debe ser establecer la conexión emotiva con el lector y entablar un diálogo con él/ella.

Y para eso lo más importante es conocer a fondo al público para el que escribimos.

A partir de ese conocimiento, es mucho más sencillo ofrecerles textos creativos, informativos, altamente legibles, que conecten a nivel emocional, que estén adaptados al entorno digital y que seduzcan tanto a clientes potenciales como a los robots de Google.

Esta es la clave de tu contenido digital.

Así que, deja las fórmulas de lado un momento.

Olvídate de los números en los títulos, y de tus rimbombantes llamadas a la acción.

Vale, lo admitimos.

Por mucho que reneguemos de las fórmulas dichosas, siempre seguimos usando algún que otro “truquillo” de los que solemos usar los copywriters para crear una sensación de intriga y misterio.

Sería ilógico no hacerlo.

Para tocar la fibra sensible del cliente potencial, necesitas conocer a ese personaje mucho más a fondo.

El concepto de la fórmula mágica vende bien porque todos queremos que nos den una fórmula mágica y que nuestros problemas de tráfico o de ventas desaparezcan.

Pero en realidad son muchas las variantes que entran en juego a la hora de escribir textos digitales.

Además, ya sabes que la magia no trae nada bueno.

No lo olvides, sin esa persona tan importante, tú y Coco Station, no vamos a ningún lado.

Y, no te puedes imaginar, lo olvidada que much@s empresari@s la tienen.

 

¿Qué otras lecciones de copywriting podemos aprender de estos personajes que nos mantienen pegados a la pantalla cada semana?

 

Paciencia y perseverancia.

Triunfar en el mundo digital no es cuestión de escribir un texto un día y convertirte en el líder indiscutido al siguiente.

Todo lleva tiempo.

Pero al final, tu perseverancia será recompensada, como lo fue la de Sansa al reunirse con su hermano Jon Snow.

 

Admítelo, te cayeron algunas lagrimillas, ¿verdad?

Si quieres hablar de Juegos de Tronos (o de las lecciones de copywriting que hemos compartido hoy), 

ponte en contacto.

Y si quieres que contemos la historia detrás de tu intrigante nueva sala de escape room,
nos especializamos en copywriting y contenidos para escape rooms.

¡Confía en nosotros!

 

El Portal de Everett